0

Por Carlos Tellería (Bolivia)

Viernes 1 de noviembre de 2019.- El pedido del presidente Evo Morales para ingresar en cuarto intermedio en las protestas sociales hasta que la OEA entregue la auditoría de las elecciones generales cayó en saco roto. Un cabildo nacional realizado en La Paz, alimentado por las decisiones de otros realizados en ciudades como Cochabamba, Tarija, Potosí y Santa Cruz, resolvió, entre otros puntos, exigir la anulación de las elecciones generales del 20 de octubre y mantener y radicalizar las medidas de presión hasta conseguir que Evo Morales renuncie a la Presidencia del Estado.

La exigencia de anular los comicios va acompañada de la demanda para que se convoque a nuevas elecciones con un nuevo Tribunal Supremo Electoral que respete la voluntad popular y “sin la presencia de Evo Morales y Álvaro García Linera”.

También se rechazó la posibilidad de la segunda vuelta y la auditoría electoral realizada por 30 expertos enviados por la Organización de Estados Americanos (OEA). Ese trabajo de revisión del proceso es calificado como maniobra de distracción que apunta a desmovilizar las protestas y mantener a Morales en el poder.

Otra de las decisiones ratifica "la independencia política de las organizaciones cívicas, obreras y populares frente al Gobierno y a los opositores políticos de la vieja derecha". Quien leía las resoluciones agregó por su cuenta la frase: "Y decir ni Mesa ni Evo Morales”. Sin embargo, dicha frase no está en el comunicado escrito al respecto.

También se resolvió convocar a la Policía Nacional y a las Fuerzas Armadas para que se unan a su pueblo y no se manchen las manos con sangre de los bolivianos.

En Cochabamba

En Cochabamba, la multitud reunida en la plaza 14 de Septiembre aprobó otras resoluciones sobre temas de interés de este departamento.

Una escena del cabildo en Cochabamba (foto: RR.SS,).

El cabildo aprobó exigir la renuncia del gobernador Iván Canelas, del alcalde de Sacaba, Humberto Sánchez; de la alcaldesa de Vinto, María Patricia Arce; del rector de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), Juan Ríos, y del comandante departamental de la Policía, coronel  Raúl Grandy.

A los alcaldes, ambos de filas del MAS, se les criticó por las facilidades que habrían ofrecido a los grupos afines a Evo Morales que actuaron de manera violenta contra los bloqueadores que protestaban en calles y avenidas. Grandy, en su momento, fue criticado por no haber ordenado a los policías que intervengan ni echen gases antes de que se produzcan los enfrentamientos.

Los pedidos de renuncia más aplaudidos y hasta ovacionados fueron los que demandaban la salida de Ríos y Grandy. El Rector de la UMSS fue calificado de traidor y oportunista, mientras la multitud gritaba: "¡Fuera! ¡Fuera!".

Otra de las resoluciones apunta a ratificar la lucha en defensa del pueblo boliviano, los derechos y libertades democráticas. Y finalmente, ante la proximidad de la festividad religiosa de Todos Santos, se decidió instalar mesas de difuntos en los puntos de bloqueo y otro en la plaza 14 de Septiembre en homenaje a los caídos en los enfrentamientos.

CUARTO INTERMEDIO

El presidente Evo Morales pidió ayer después de mediodía un cuarto intermedio a todos los que se encuentran en paro indefinido. Por lo menos hasta que la OEA termine la auditoría a las elecciones generales del 20 de octubre y dé su informe al respecto.

También solicitó a los medios de información y a los "hermanos periodistas" ayudar a pacificar el país que es una gran familia. "Todos somos hermanos", aseguró 11 días después de iniciadas las movilizaciones y cinco días después de que amenazara con cercar las ciudades con apoyo de las organizaciones sociales.

Repliegue

Horas antes, el candidato de Comunidad Ciudadana, Carlos Mesa, pidió a sus seguidores y en general a quienes se encuentran bloqueando en las ciudades, que se replieguen para evitar enfrentamientos. "Les pido que se replieguen, que no respondan con violencia. La acción es pacífica y democrática y con esta filosofía vamos a ganar esta batalla".

El candidato Carlos Mesa, ayer (foto: Erbol).

La Iglesia Católica también se pronunció este jueves temprano para pedir la paz e indicar que su puerta está abierta para coadyuvar en procesos de acercamiento y diálogo.

Todas estas reacciones se produjeron al día siguiente de la muerte de dos personas en Montero, en el departamento de Santa Cruz, producto de disparos de bala que son investigados. Los fallecidos son Mario Salvatierra y Marcelo Terrazas. Al respecto, las balas que acabaron con sus vidas serían del mismo calibre.

Respetar a la OEA

Al pedido de que la OEA ya no haga la auditoría porque no se cree en la imparcialidad de la misma, el Primer Mandatario indicó que no entiende esa posición porque si la gente cree que hubo fraude en las elecciones, cómo piensa que eso se va a averiguar.

Más temprano, el canciller de Bolivia, Diego Pary, también se refirió sobre el tema en una conferencia de prensa. Indicó que la OEA merece respeto y que los líderes y partidos políticos debieran, en ese sentido, actuar con responsabilidad.

El canciller de Bolivia, Diego Pary (foto: Cancillería de Bolivia).
OEA dice que Mesa aceptó auditoría

La Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), mediante un comunicado de prensa, reveló este jueves que el candidato Carlos Mesa expresó que estaba de acuerdo con los puntos que abordará la auditoría al proceso electoral de Bolivia. Incluso reveló que hubo una conversación teléfonica con él al respecto. Sin embargo, posteriormente Comunidad Ciudadana ratificó que su candidato mantiene invariable su rechazo.  

El organismo internacional señaló que la auditoría se enfocará a “la verificación de cómputos, lo cual incluye actas, papeletas, votos; la verificación del proceso, lo cual incluye, entre otros, aspectos informáticos; el componente estadístico y de proyecciones, así como el componente de cadena de custodia de las urnas”.

Sostuvo que ya se había hablado por teléfono con Mesa sobre estos puntos a tomarse en cuenta en la auditoría integral. “Estos puntos fueron expresados en conversación telefónica con el expresidente Carlos Mesa, quien había expresado su acuerdo respecto a los mismos”, dice la nota de prensa de la OEA emitida este jueves.

Luego, Comunidad Ciudadana emitió un comunicado en el cual señala que su posición y la de Mesa es "NO aceptar la auditoría mencionada, debido a que el gobierno del MAS se empeña en dar por válidos los resultados del cómputo realizado por el Tribunal Supremo Electoral y no ha permitido la necesaria participación de representantes de la sociedad civil en el proceso".

Tres países en la auditoría

La auditoría comenzó este jueves. La OEA envió unos 30 expertos, entre ellos "abogados electorales, estadísticos, peritos informáticos, especialistas en documentos, en caligrafía, en cadena de custodia y en organización electoral".

Esas 30 personas realizarán “la verificación de cómputos, lo cual incluye actas, papeletas, votos; la verificación del proceso, lo cual incluye, entre otros, aspectos informáticos; el componente estadístico y de proyecciones, así como el componente de cadena de custodia de las urnas. Estos puntos fueron expresados en conversación telefónica con el expresidente Carlos Mesa, quien había expresado su acuerdo respecto a los mismos”.

La OEA también manifestó su voluntad de recibir toda denuncia. “Cuando todos los especialistas estén desplegados, se hará un llamado a partidos políticos, academia y sociedad civil para que entreguen la información y denuncias que consideren deben ser analizadas por los auditores”.

Ratificó, además, el plazo de 12 días en que estaría listo el informe de la auditoría. Por tanto, antes de mediados de noviembre deberían estar los resultados.

Mueren dos personas por impacto de bala y seguirán las medidas en el país a pesar del arribo de la OEA

Noticia Anterior

Cívicos de Santa Cruz dan a Evo 48 horas para renunciar y piden a las FF.AA. su apoyo

Siguiente Noticia

Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *