0

Guardiana, Cochabamba (Bolivia)

Después de titularse en 2013 como comunicadora en la Universidad Católica de la ciudad de La Paz (Bolivia), Lucía Dalenz Lorieto hizo maletas y se fue a la Universidad de Manchester (Inglaterra), para hacer su maestría. En 2017, fue seleccionada por ONU Mujeres para participar en el programa Empower Women tras ser elegida como Campeona Global para el Empoderamiento Económico de la Mujer 2016-2017, en representación de Uruguay. Y un año después llegaba a Ginebra (Suiza), donde creó la Asociación Art Shapers, un emprendimiento cultural que busca convertir a las y los artistas en emprendedores. Con ella trabajan cinco jóvenes de Bolivia, Chile, Corea del Sur, Italia y Holanda.

El 2 de octubre del año pasado, la Asociación Art Shapers presentó en Ginebra las fotografías de 24 artistas de 13 países (tres de Bolivia), en la exposición itinerante “La Mujer Latinoamericana en el Comercio Internacional”. Y entre el 21 y 27 de marzo de este año, la exposición fue apreciada en Uruguay.

No es todo. Del 6 al 8 de junio, Dalenz participó como Directora y Fundadora de Art Shapers en uno de los eventos económicos internacionales más importantes de Rusia: el Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF), en el Programa de Red Global de Amigos para el Liderazgo (Friends for Leadership). Este programa busca posicionarse como una red descentralizada en la que los líderes jóvenes trabajen a nivel individual en proyectos multilaterales económicos y humanitarios. En ese escenario, Art Shapers participó como una iniciativa de diplomacia cultural y  un proyecto que busca captar artistas emergentes y posicionarlos en el mercado del arte.

Y, bueno, Guardiana quiso conocer un poco más sobre el trabajo de Lucía Dalenz:


Una de las fotografías utilizada para la exposición itinerante en Ginebra.

La invitación a la exposición fotográfica itinerante en Uruguay, en marzo de 2019.

¿Qué has aprendido desde que dejaste Bolivia?

Me fui de Bolivia luego de terminar mi licenciatura para hacer mi maestría. Diría que aprendí muchas cosas. Algo que me ha acompañado de Bolivia es la alegría. La gente es muy cálida, trabajadora y a pesar de las difíciles realidades que uno a veces puede encontrar allí, siempre hay alguien que te hace un chiste. Y me encanta esa alegría como un acto de rebeldía.

¿Cuándo nace Art Shapers, por qué ese nombre y cuáles fueron las motivaciones más importantes?

Art Shapers nació el año pasado (2018) en Ginebra, entre cafés y mi cocina/oficina en Ginebra. El nombre nace de las muchas conversaciones que he entablado con gente sobre el rol del arte. Hay quienes dicen que si le asignamos un rol al arte, este deja de serlo. Sin embargo, para mí el arte es inevitablemente un poderoso instrumento de comunicación y, en muchos casos, también de política. Ahora, cuando pensamos en un universo, todos los elementos presentes en el mismo le dan una forma y sentido, y cuando yo pienso en artistas, pienso que su producción artística le da justamente una forma y significado a la realidad en un micro y macro nivel, y por eso que decidí llamarlo así.

Entre las motivaciones más importantes estuvieron la pasión por el arte y mi deseo de hablar sobre temáticas regionales y globales a través del mismo. Creo que el impacto visual que una imagen crea en nuestros cerebros es muchas veces más difícil de olvidar que algo escrito o hablado. Lo visual tiene por naturaleza una composición compuesta y compleja que utiliza como referencia la realidad, algo en lo que el artista belga René Magritte fue pionero.

También puedo decir que Art Shapers era una materia que tenía pendiente.  Hace unos años, después de ganar un premio de investigación sobre arte feminista y política, y de ser recomendada para hacer un doctorado, consideré por mucho tiempo seguir en el mundo de la investigación de manera formal. Sin embargo, había algo en mí que me frenaba a hacerlo, y era mi necesidad de poner la teoría en práctica.

Entre mis experiencias, el proyecto regional que realicé “Art to inspire HER” fue un libro donde rescaté historias de mujeres emprendedoras y accedí a artistas para que interpretaran las mismas. Y realmente, fue algo fantástico, ya que ahí me di cuenta de que había un nicho interesante de mercado y es el de los artistas emergentes. Un artista puede ser un genio, pero hasta que no sale de su país al mundo, no se legitimiza.  Art Shapers busca legitimar y crear un espacio a nivel internacional para artistas que comienzan su carrera.

Lucía Dalenz (parada a la izq.), en junio de este año, en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo (SPIEF), en el Programa de Red Global de Amigos para el Liderazgo (Friends for Leadership).

¿Quiénes son los integrantes de Art Shapers y cuáles son sus perfiles profesionales?

Nuestro equipo tiene un componente clave y es la diversidad. Estamos convencidos de que las similitudes nos unen, pero las diferencias nos enriquecen.  Actualmente somos seis personas, yo y cinco jóvenes de Bolivia, Chile, Corea del Sur, Italia y Holanda. Somos personas de distintos perfiles: hay economista, diseñador gráfico, relaciones internacionales, curador de arte, periodista y marketing, entre otros, unidos por la apreciación al arte y movilizados por los Objetivos Sostenibles de Desarrollo.


"The Blue Guardian" , obra de Lucía Dalenz.

¿Con qué tipo de financiamiento o ayuda cuenta Art Shapers?

Por el momento funcionamos con un financiamiento de organismos, instituciones y sector privado. Al ser una asociación joven, trabajamos en base al voluntariado, pero con miras a que sea autosostenible y se cubran costos profesionales.

¿Qué ha significado para ti el emprendedurismo como experiencia de vida?

Para mí el emprendedurismo ha sido la mejor escuela a la que me he metido. Emprender te lleva a expandir tus límites y experimentar cosas que nunca se te hubieran pasado por la mente. Es un flujo continuo de fracaso y aprendizaje.

Es cierto, emprender no es para todos, claramente representa riesgos e inestabilidad. A veces puedes invertir cifras significantes de tiempo, sacrificar vida social y de ocio, y no llegar a nada o avanzar muy poco. Sin embargo, es demasiado interesante y satisfactorio el proceso de construir y alcanzar pequeños logros. Emprender es algo que te mantiene activo y le da contenido a tu vida.

¿Te da lo que haces el suficiente dinero para vivir y ahorrar?

Por ahora Art Shapers es sin fines de lucro y lo hago paralelamente a mi trabajo en un organismo internacional y mi arte.

Si un titulado de comunicación quisiera abrirse campo en el extranjero, ¿qué le aconsejarías?

Que realmente tenga el deseo de abrirse campo en el extranjero. Después le diría que explore las oportunidades y con esa base, que diseñe un plan de acción. En la vida todos deseamos algo, y en la medida en que sea una situación realista, es realizable con un plan y constancia. 

¿Cómo eligen a las y los artistas que participan en las exposiciones internacionales?

Los artistas son elegidos con base en la temática que estamos proponiendo como tema de exposición. Si su material enviado es de buena calidad, se lo elige. Claro que el proceso lleva varios filtros y es un ejercicio que lo hacemos en grupo.

¿De qué manera el arte feminista se ve reflejado en el trabajo que actualmente realizas?

Bueno, por el momento en Art Shapers hemos tenido temáticas referentes a los derechos de la mujer y hemos utilizado el arte como un instrumento para promover conciencia sobre esto y sugerir mejoras de políticas. Adicionalmente, hemos adoptado el criterio de igualdad de género en la participación de los artistas.

¿Cuáles son los planes para lo que queda de 2019?

Dentro de los próximos proyectos, planeamos una exhibición en Washington DC, un proyecto en conjunto entre Nepal – Suiza, otro en Canadá, Alemania, Serbia y Perú.


“Tequila”, fotografía de  Lindsay Lauckner, de México. “En ella –dice Lucía Dalenz– se cuenta la historia de Melly Barajas Cárdenas, ‘La Reina del Tequila’, quien creó un negocio de destilerías con una fuerza laboral compuesta casi exclusivamente por mujeres. ‘Raza Azteca’ fue la primera destilería que Barajas abrió en el estado de Jalisco. Ser una mujer en la industria del tequila, requiere un trabajo arduo. ‘Es un mundo dominado por los hombres. Cuando empecé me decían: '¿Una mujer en este negocio?... Jamás vas a lograrlo'".

Tenías habilidades tanto en la comunicación en general como en el periodismo en particular cuando estabas en la universidad, ¿sigues utilizando las herramientas de ambos, de qué forma?

Sí, claro. La comunicación es la base de todo proyecto. Particularmente, diría que el periodismo fue algo que me enseñó a atar cabos y generar contenidos que atrapen al lector/receptor, al target de mis proyectos. Entre los mejores recuerdos que tengo de la universidad fue el de representar a la Universidad Católica en una competencia nacional de periodismo investigativo financiado por el European Journalism Centre. Fue genial, porque montaron una situación ficticia con actores de teatro sobre un asesinato y había que llevar a cabo entrevistas e investigaciones para poder construir el caso. Siempre pienso que fue divertidísimo y la mejor manera de aprender. Ahora, cuando uno quiere desarrollar un proyecto, uno tiene que actuar como un investigador e ir uniendo piezas de información hasta llegar a esa realidad imaginada. 

Hipatia de Alejandría, filósofa, matemática y astrónoma (355-415d.C.)

Noticia Anterior

Emprendedoras cuentan su experiencia y 3 expertos dicen qué hacer para emprender

Siguiente Noticia

Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *