0

Texto Guardiana (Bolivia) y fotos Gabriela Villanueva

Jueves 19 de noviembre de 2020.- El Parque Nacional Madidi afina detalles para reabrir sus puertas al turismo y adopta medidas de bioseguridad para reducir el peligro de contagio de la Covid-19, la pandemia que obligó a declarar cuarentena y restringir las actividades en Bolivia, desde el 16 de marzo pasado.

El director del parque, Jorge Luis Medina Gutiérrez, informó a Guardiana que las gestiones están muy avanzadas. Solo se aguarda la aprobación del protocolo específico que será aplicado en el Madidi, el informe del municipio de San Buenaventura sobre los niveles de propagación del coronavirus y la autorización de reapertura de parte del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap).

¿Cuáles son esas medidas de bioseguridad? Se exigirá el uso de barbijos y alcohol en gel, el lavado de manos, distanciamiento físico y la presentación de un examen de laboratorio PCR u otro que certifique que los visitantes no tienen Covid-19.

El Parque Madidi se encuentra en la región noroeste del departamento de La Paz. Sus 1.895.750 hectáreas están distribuidas sobre los municipios de San Buenaventura (próximo al departamento del Beni), Apolo, Ixiamas, Pelechuco y Guanay. El rango altitudinal va de los 180 a 6.040 metros sobre el nivel del mar. Fue creado el 21 de septiembre de 1995, mediante Decreto Supremo 24123.

Seminario virtual Turismo en áreas protegidas, 14 de octubre de 2020
Una paraba roja sobrevuela el parque (foto: Gabriela Villanueva).
El área más biodiversa del mundo

Entre  2015 y 2017, una expedición científica recorrió 15 sitios en distintos pisos ecológicos del parque ubicados entre los 190 y 5.300 metros sobre el nivel del mar, con la finalidad de aumentar el conocimiento sobre los ecosistemas y las especies en el parque.

El parque tiene ecosistemas como son los bosques amazónicos subandinos, los bosques amazónicos preandinos, los llamados cerrados paceños (pampa), yungas, bosques secos interandinos y vegetación altoandina de la Cordillera Oriental.

El Madidi es el hogar de 8.888 especies, cifra que permite afirmar que es el área protegida con más biodiversidad del mundo, según datos expuestos en el seminario virtual realizado en octubre de 2020:

  • Mamíferos, 253 especies
  • Aves, 1.028 especies
  • Reptiles, 104 especies
  • Anfibios, 111 especies
  • Peces, 313 especies
  • Mariposas, 1.544 especies
  • Plantas, 5.535 especies

La flora y fauna de la región van acompañadas de corrientes de agua y lagunas y llaman la atención de los visitantes que pueden practicar diversos tipos de turismo como el de aventura, de naturaleza, de alto riesgo, ecoturismo, etnoturismo o de base comunitaria.

El área protegida está sobrepuesta a cuatro Tierras Comunitarias de Origen (TCO) y hay 33 comunidades indígenas y campesinas.

Un árbol bibosi (foto: Gabriela Villanueva).
Atractivos naturales

El Servicio Nacional de Áreas Protegidas asegura que en el Madidi hay una diversidad de atractivos, entre los que menciona:

  • Ríos Tuichi, Beni, Tequeje
  • Cañón del Bala
  • Parabal de Caquiaguara
  • Petroglifos del Beo
  • Senderos turísticos al interior de la selva
  • Laguna Santa Rosa y laguna Chalalán
  • Pampas del Heat
  • Cascada Ticucha
  • Nevados de Puina
  • Bosques secos de Azariamas
  • Comunidades Indígena Originarios (San Miguel del Bala, Villa Alcira, San José de Uchupiamonas)
  • Fiestas patronales en las comunidades y gastronomía tradicional
¿Cómo llegamos al parque?

Para tener una idea de la distancias que hay que cubrir para llegar al área protegida, el Director del Madidi explica que de La Paz a Apolo hay una distancia de 397 kilómetros y de La Paz hasta San Buenaventura son 426 kilómetros.

Afiche promocional de invitación a los turistas.
Pérdidas y cifras en bajada

Según Jorge Medina, estos ocho meses de letargo arrojaron pérdidas por aproximadamente 700 mil bolivianos. Entre enero y el 16 de marzo, el parque recibió a 892 turistas, cantidad menor que la registrada en años anteriores.

En los últimos 10 años, las cifras llegaron a su pico más alto en 2013, cuando fueron registradas 8.518 visitas. Desde entonces, los números muestran un retroceso –con subidas y bajadas– sin alcanzar la cantidad mencionada. En 2018, hubo 7.125 visitantes; en 2019, llegaron 5.832.

Costos de ingreso

Medina informó que los turistas nacionales deben pagar 50 bolivianos por ingresar al parque, mientras que los extranjeros tienen que cancelar 200 bolivianos.

Estos costos no toman en cuenta el pago que los visitantes debe hacer por los servicios de una empresa operadora de turismo.

El dinero recaudado por el ingreso de turistas es destinado para el pago de impuestos, 13,5% a impuestos.

  • El total restante es distribuido en gastos y otros fondos:
  • 50% gastos operativos del parque
  • 25% fondo social
  • 15% fondo de emergencia
  • 10% fondo fiduciario

Covid-19 frena la educación del 97% de los estudiantes en América Latina y el Caribe

Noticia Anterior

Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *