0

Guardiana (Bolivia)

Domingo 23 de agosto de 2020.- Adan Boris Mina Alanes fue sentenciado este domingo a 30 años de prisión sin derecho a indulto por la muerte de Betsabé Mara Alacia (24 años). La pena la deberá cumplir en la cárcel de El Abra.

La sentencia fue dictada por la jueza de Sipe Sipe, Carla Antequera, mediante un juicio abreviado al que decidió someterse quien fuera teniente de Policía, para no afectar más a sus familiares puesto que su hermano Róger Mina y su cuñada Cynthia de Mina también fueron detenidos por encubrimiento para ayudarle para escapar. A estos dos últimos, la justicia les dio ayer dos años de prisión en los penales San Sebastián varones y mujeres.

Adan Boris Mina Alanes, foto tomada el sábado cuando el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, le hizo sacar el barbijo para que los medios pudieran sacarle fotos a quien, en ese momento, no tenía aún sentencia.
Momento en que Adan Boris Mina Alanes es encontrado en Montero (Santa Cruz).

Fueron 13 los días en que la madre de Betsabé recorrió calles, visitó medios de información y se puso de rodillas pidiendo al acusado que le devolviera a su hija, su única hija. Pero no pasó.

Ocho días después de que la familia denunciara la desaparición de Betsabé, el 19 de agosto fueron encontrados algunos restos humanos quemados en la zona de la Maica (Cochabamba), pero hasta este domingo por la mañana, no se tenía certeza de que fueran de Betsabé mediante análisis forense; aunque el acusado confesó que sí eran de ella; pero aseguró que ella se suicidó.

Sin embargo, los estudios del ingreso y salida de la bala del disparo con el que se victimó a Betsabé demuestran que no pudo tratarse de un suicidio.

Este domingo, la madre de Betsabé pidió de rodillas al exteniente que diga dónde se halla el resto del cuerpo de la universitaria.

Un hombre violento

El Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) y la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Cochabamba dieron con el acusado en un alojamiento de Montero (Santa Cruz). Planeaba irse a Brasil.

ATB difundió la información de que ya el año 2018 el teniente Adan Boris Mina Alanes fue denunciado por secuestro y tentativa de feminicidio.  Supuestamente secuestró a su expareja y la retuvo en una vivienda. Posteriormente la llevó a una zona boscosa donde pretendía matarla a golpes.

Sin embargo, la víctima llamó a sus familiares que pidieron auxilio a la Policía e incluso esta encontró al uniformado intentando matar a golpes a la que entones era su pareja. Pero, no fue entonces arrestado, únicamente le dijeron que se retire.

La Fiscalía deberá responder por qué no actuó de oficio en este caso y llevó al expolicía hasta la justicia. Incluso cuando la víctima desiste, la Fiscalía tiene la obligación de tomar el caso como dispone la Ley 348.

Violación a presunción de inocencia

Cuando el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, presentó el último sábado a Adan Boris Mina Alanes y a las otras dos personas detenidas, este ministro lo llamó "asesino" y "criminal", a pesar de que él mismo admitió ese día que aún no se sabía con certeza si los restos encontrados en La Maica corresponden o no a la desaparecida de 24 años.

Luego pidió a los uniformados que quitaran el barbijo a las personas arrestadas para que los medios de información pudieran filmar y sacar fotografías para que se las conozca bien y dijo sus nombres y apellidos.

Existe tanto en Bolivia como a nivel internacional el derecho a la presunción de inocencia, reconocido como tal por la Constitución boliviana. Sin embargo son las mismas autoridades como el Ministro de Gobierno las primeras en atropellar dicho derecho.

Tribunal internacional pide abrogar 14 normas por “incendiarias”: 11 de la etapa de Evo y 3 de Áñez

Noticia Anterior

Cinco años, la brecha educativa entre bachilleres de fiscales y universidades

Siguiente Noticia

Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *