0

Texto e infografías de Guardiana y caricatura de Javier Menchaca (Bolivia)

Jueves 15 de octubre de 2020.- El último lunes antes de las elecciones presidenciales amaneció con la certeza de que el domingo 18 de octubre será de infarto y que candidatos como Luis Arce del MAS y Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana han tenido esta semana para conquistar a los aún indecisos que supuestamente rondan el 12 por ciento de quienes están habilitados para votar.

Si bien las encuestas muestran el camino de una segunda vuelta que se daría al no sacar el candidato del MAS una diferencia del 10 por ciento o más con respecto al de Comunidad Ciudadana, también existe la posibilidad de que las encuestas no hayan acertado, ya sea porque aún existe el llamado voto oculto o porque a último momento se suelen producir las migraciones de uno a otro candidato o el llamado voto útil.

El artículo 52 de la Ley del Régimen Electoral 026 indica que será Presidente o Presidenta quien obtenga "más del cincuenta por ciento (50%) de los votos válidos emitidos o un mínimo del cuarenta por ciento (40%) de los votos válidos emitidos, con una diferencia de al menos el diez por ciento (10%) en relación a la segunda candidatura más votada".

La última proyección de votos válidos realizada por la empresa Ciesmori para los canales Unitel y Bolivisión el último domingo mostró a un Arce con 42,2 por ciento y a un Mesa con un 33,1 por ciento, lo que da por resultado una diferencia de 9,1 por ciento que, de confirmarse después de las elecciones del domingo 18 de octubre, obligarían a una segunda vuelta entre Arce y Mesa.

Para una segunda vuelta que no se ha producido aún en Bolivia desde que fue aprobada la nueva Constitución en marzo de 2009, la ley electoral citada indica en el artículo 53 que "se realizará una segunda vuelta electoral entre las dos candidaturas más votadas y se proclamará ganadora a la candidatura que obtenga la mayoría de los votos válidos emitidos".

Sin embargo, el hecho de que las elecciones generales pudieran definirse por un punto más o menos de diferencia, obligará a las y los votantes a esperar los resultados oficiales y, por ello, es probable que este domingo no se conozca aún si Arce gana en primera vuelta o si existirá para Mesa una segunda oportunidad con una segunda vuelta.

Espera podría durar hasta el 4 de diciembre

Si se diera el caso de que ninguno de los candidatos obtuviera más del 50 por ciento de los votos y la diferencia entre el primero y el segundo no alcanzara a 10 por ciento o más en la primera elección, las y los habitantes del país tendrían que esperar hasta el domingo 25 de octubre, fecha en que el máximo tribunal electoral del país tendría como fecha tope para hacer conocer los resultados oficiales.

Y si el país va a una segunda vuelta, esta tendría que ocurrir el domingo 29 de noviembre y los resultados oficiales deberían conocerse hasta el 4 de diciembre, según el Calendario Electoral de dicho órgano del Estado.

Pintado así el escenario y tomando en cuenta que por lo menos existe un 12 por ciento de indecisos y que los votos que debían ser para Jeanine Áñez (Alianza Juntos) y Jorge Tuto Quiroga (Alianza Libre 21) y María de la Cruz Bayá (ADN) deberán migrar hacia algún otro candidato, es probable que en manos de estas dos variables esté el nombre del futuro Presidente de Bolivia, lo que, nuevamente, solo genera incertidumbre.

Las encuestas y un final de infarto

Probablemente nadie recuerde una cantidad de encuestas realizadas en los últimos años como las que se efectuaron en 2020 y es posible que como nunca estas ayuden a definir las elecciones de este año debido a que los analistas esperan que el domingo 18 de octubre toda aquella gente que se ha estado oponiendo a que el MAS siga gobernando Bolivia vote por el segundo en las encuestas, en este caso Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana.

De confirmarse la diferencia en porcentaje entre Luis Arce y Carlos Mesa según las tres últimas encuestas conocidas, tendría que producirse en Bolivia una segunda vuelta.

Como se podrá ver en la siguiente infografía, las encuestas difundidas muestran que el candidato ganador de este 18 de octubre no alcanzaría ese 10 por ciento de diferencia necesario sobre el segundo para convertirse en Presidente de Bolivia. Por esa razón, ambos tendrán que ir a la segunda vuelta. Estos son los datos: Ipsos (6,1%), Jubileo (6,8%) y Ciesmori (9,1%).

Elaboración propia con base en resultados de tres encuestas.
Votos nulos y blancos no benefician a nadie

Y habrá que recordar para aclarar que, según el presidente del máximo tribunal electoral del país, Salvador Romero, los votos blancos y nulos no beneficiarán a candidato alguno, como se ha estado especulando. Irán a engrosar solo estadísticas, nada más.

"Los votos blancos y nulos no se distribuyen a favor de ningún candidato. Quedan computados a efectos estadísticos", dijo Romero.

Los candidatos y sus propuestas
Luis Arce Catacora

Siempre fue más técnico que político... A sus 56 años ahora va por la silla presidencial. Nació en La Paz y trabajó durante muchos años al frente del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas de la administración de Evo Morales y lo hizo básicamente con personal que pasó por las aulas de la Universidad Mayor de San Andrés.

A continuación, algunas de sus propuestas en áreas de interés para #ComunidadGuardiana, al margen de la problemática sobre la violencia hacia la mujer sobre la que Guardiana publicó material aparte y a profundidad.

Lideresas piden a candidatos políticas estructurales de lucha contra la violencia hacia la mujer

Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana)

A sus 66 años y después de haberse sentado ya en una ocasión en la silla presidencial, Carlos Mesa tratará de llegar nuevamente a ella este año de la mano de Comunidad Ciudadana.

En el tiempo en que fue Presidente en sustitución de Gonzalo Sánchez de Lozada, entre octubre de 2003 y junio de 2005, se llevó adelante el Referéndum del Gas (2004).

Sin embargo, debido a su dimisión no pudo ejecutar la nacionalización de hidrocarburos y la convocatoria a la Asamblea Constituyente, dos de los mandatos de su Gobierno.

Las siguientes son sus propuestas en cinco áreas:

Fernando Camacho (Creemos)

A sus 41 años, Luis Fernando Camacho es hijo de los días de turbulencia de octubre y noviembre de 2019 con la biblia bajo el brazo. Trabajó casi 20 años para ser Presidente del Comité Cívico Pro Santa Cruz. No tiene en su hoja de vida importantes cargos políticos. En realidad, estuvo en la Unión Juvenil, Federación de Fraternidades, Cainco y escaló en el comité.

Las siguientes son sus propuestas en cinco áreas:

Chi Hyun Chung (Frente para la Victoria)

Este coreano-boliviano de 50 años es, por donde se mire, polémico por esencia. Y su perfil tiene un poco de todo, desde pastor presbiteriano, empresario ganadero y director de una clínica hasta presidente de una fundación.

Las siguientes son sus propuestas en pocas palabras, en cinco áreas:

Feliciano Mamani (PAN-BOL)

Saltó de la dirigencia sindical a la política... El candidato a la Presidencia por PAN-BOL tiene 44 años. Nació en Llallagua (Potosí). Trabaja desde adolescente como minero y fue desde ese lugar que le habló a Bolivia en los debates presidenciales, a partir de su vivencia.

Las siguientes son sus propuestas en pocas palabras, en cinco áreas:

Lideresas piden a candidatos políticas estructurales de lucha contra la violencia hacia la mujer

Noticia Anterior

¿Conoces las medidas de bioseguridad para evitar a la Covid-19 cuando vayas a votar?

Siguiente Noticia

Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *