0

Texto Miriam Telma Jemio y foto portada Semana.com (Bolivia)

Lunes, 30 de septiembre de 2019.- El 27 de septiembre se recordó el Día Mundial del Turismo. La declaración de este día tuvo lugar en 1979, en Torremolinos (España). ¿Cómo estamos en Bolivia? Más de 400 toneladas de basura fueron recogidas de la playa de Copacabana, en el lago Titicaca, por diplomáticos de la Unión Europea con el apoyo de estudiantes del colegio 6 de Junio y vecinos de esa importante población turística de Bolivia, el 19 de septiembre.

Este es un problema que afecta a la mayoría de los atractivos emblemáticos del país, como son el Salar de Uyuni, Coroico, el lago Titicaca, entre otros, principalmente por la falta de educación ambiental de los turistas nacionales y las poblaciones locales, según el presidente de la Asociación Boliviana de Agencias de Viaje y Turismo (Abavyt), Marco Mercado, y el viceministro de Turismo, Marcelo Arze. Aunque, se perciben pequeños cambios.

Diplomáticos de la Unión Europea, estudiantes y voluntarios tras recog,er la basura de la plaza de Copacabana, el 19 de septiembre (foto: Unión Europea).

La imagen de Bolivia como destino turístico se fortaleció al ser galardonada, en julio, por los World Travel Awards como mejor destino verde; mejor destino de naturaleza por el salar de Uyuni; mejor destino de turismo emergente a la ciudad de La Paz y mejor destino de viaje juvenil.

Aunque eventualmente, el sector se ha visto impactado por los incendios en la Chiquitanía, que aún persisten, otro de los mayores problemas que enfrentan son los bloqueos de las carreteras. Estos hechos recurrentes en el país son protagonizados por diferentes sectores de la sociedad para exigir la atención a sus demandas.

Los empresarios y autoridades buscan soluciones para salvar estos problemas y mejorar la imagen de este importante sector para la economía del país, que genera más del 10% de los empleos.





https://www.youtube.com/watch?v=YYaPmEekhhQ&feature=youtu.be
En 2018, la Unión Europea también limpió otro sector turístico del lago Titicaca, Huatajata, como se ve en el video.

En busca de soluciones

En los últimos años, el flujo de turistas creció entre tres y cuatro por ciento afirma Marco Mercado, presidente de la Abavyt. “Está mejor posicionado el turismo receptivo y también ha crecido el turismo interno. Esto es el resultado de un trabajo conjunto entre la empresa privada y el Estado”.

Hemos crecido tres veces más que en los países de la región en la última década, destaca Marcelo Arze, viceministro de Turismo. También resalta el aumento significativo de turistas en sitios como San José de Chiquitos, Roboré y Puerto Suárez, así como Uyuni, lo cual atribuye a las carreteras construidas que han disminuido el tiempo de viaje.

Varios aspectos influyen en ese crecimiento, dice Mercado: la cantidad de vuelos aéreos para destinos como Cochabamba o Santa Cruz con más de 15 vuelos por día, las tarifas promocionales para la compra anticipada de vuelos. La hotelería también tiene su oferta, hay paquetes turísticos accesibles.

Los atractivos turísticos más visitados tanto por extranjeros como nacionales son el lago Titicaca, Tiwanaku, Salar de Uyuni, Sucre, Potosí, La Paz, Chiquitanía (aunque en este último tiempo por los incendios el turismo se vio afectado hacia ese lugar), Madidi, Samaipata, la Ruta del Vino en Tarija, Coroico, entre otros.  Son precisamente estos lugares los que presentan problemas de contaminación debido a los residuos sólidos que son echados, principalmente, por los turistas nacionales. “Los extranjeros -aclara Mercado- no botan su basura, son más respetuosos. El problema está en la educación del ciudadano local y del turista nacional”.

Ese impacto puede ser minimizado según el Viceministro por las buenas prácticas empresariales porque “el turista va hacer lo que le permitamos hacer”. Aunque él cree que hay acciones que son promovidas por las malas prácticas empresariales, por ejemplo, no se paga bien a los guías, quienes a su vez se prestan a prácticas que van en detrimento de la fauna o la flora. “Permitirán que se toquen a los delfines o que se arranquen ramas de los árboles, la prostitución e incluso el narcotráfico para tener un ingreso decente. Por eso, se tiene que el tema de manera integral”.

Un estudio que realizó Arce, hace años, en el camino El Choro (La Paz) mostró que recoger cada residuo tirado en la zona (sin importar el tamaño, como la envoltura de un caramelo) costaba cuatro bolivianos, un alto costo económico si se multiplica por la cantidad de basura que dejan los turistas.

El problema de la basura tiene que ver con el manejo edil de residuos; por ejemplo en Copacabana, el municipio no tiene una sistema de gestión de residuos sólidos adecuado, por tanto, la población genera un gran impacto con sus residuos, lo que empeora con la presencia de los turistas. “Los anfitriones -indica Arce- tenemos que poner las normas y generar criterios de buenas prácticas en los destinos turísticos”.

San José de Chiquitos. Un destino turístico por ahora afectado por los incendios
(foto: boliviatravelsite.com.

Y eso es lo que no pasa en Copacabana, Coroico o Uyuni. En esta última localidad, donde está el cementerio de trenes, “un lugar espectacular donde la locomotora es un patrimonio, el “jardín de plástico” que lo rodea afecta el paisaje y contamina la zona. Para el viceministro de Turismo es importante que las autoridades locales, es decir donde se encuentran los atractivos turísticos, desarrollen políticas para una buena gestión de los residuos sólidos. Esto implica, por ejemplo, contar con basureros en los sitios de mayor afluencia de personas, pero también con educar a los pobladores locales para evitar que tiren su basura en lugares públicos como sucede en Copacabana.

Esto pasa también en Uyuni, donde está el cementerio de trenes a cuyo alrededor hay un “jardín de plásticos”. “Pero ese no es un problema de turismo, sino un problema de gestión municipal con los botaderos al aire libre, donde la basura decora todo el paisaje”, cuestiona.

Los operadores de turismo hacen su parte, dice el Presidente de Abavyt. En todos los tours lo primero que recomiendan a los turistas es respetar los sitios que se visitarán, lo que implica no dejar basura, respetar los circuitos para evitar daños en las infraestructuras o sitios arqueólogos o naturales, por ejemplo.

“Está cambiando esta situación, aunque muy poco, se ven los cambios”, afirma Janette Blanco, directora de Turismo de la Gobernación de La Paz, quien coincide con Mercado en que la educación es la manera óptima de abordar el problema.

En cuanto a los bloqueos, que en varias oportunidades han dejado varados a los turistas, el Presidente del Abavyt mencionó que su sector trabaja con el Viceministerio de Turismo en un plan de prevención y contingencia. Se podría contar con un plan de contingencia que permita evacuar a los turistas a la brevedad posible para que su itinerario no se vea afectado.

Con respecto a los incendios en la Chiquitanía, Mercado señala que “es un tema delicado” y se tiene que esperar a que se los apague completamente para realizar una evaluación de cómo ha sido afectada esa ruta turística, principalmente las Misiones Jesuitas y Roboré. “Esto va tener un impacto negativo porque las reservas anticipadas van a ser candeladas. Se van a tener que reprogramar las rutas, porque el turismo receptivo hace un itinerario de 10 a 15 días de recorrido que incluyen las rutas bolivianas”.

 Su sector espera que el Viceministerio de Turismo trabaje para recuperar nuevamente la imagen del país y también que el Gobierno adopte políticas con respecto a los chaqueos que son recurrentes y provocan incendios, que están afectando la imagen del destino turístico, pero también a su sector porque ya se cancelaron las visitas del turismo interno.

El turismo genera más del 10% de los empleos

El Viceministro de Turismo explica que es evidente que el impacto económico del turismo en la economía es de 802.567 millones de dólares, lo que implica casi la mitad del aporte de hidrocarburos a la economía.

En Bolivia, un 8,7% de la población trabaja en servicios de hospedaje y alimentación, mientras un 1,8% adicional, lo hace en actividades de recreación, artísticas y culturales. Por tanto, genera un 10,5% de los empleos, sin contar el sector de transporte turístico y otros sectores que debido al efecto multiplicador en turismo.

Además, es un sector donde hay equidad de género, afirma Marcelo Mercado, presidente de Abavyt, que aglutina a más de 140 agencias de viajes y tours operadores del país. Asegura que las mujeres ocupan cargos gerenciales y que los jóvenes cada vez más tienen participación laboral en el sector.

Empleos para jóvenes, mujeres y comunidades rurales

Según datos de la Organización Mundial de Turismo, el sector turístico emplea a más mujeres y jóvenes que la mayoría de los otros sectores.

  • Las mujeres desempeñan un papel destacado en el emprendimiento turístico. La investigación de la OMT / ONU Mujeres muestra que la tasa global de mujeres empresarias en hoteles y restaurantes (36%) es comparativamente más alta que en todos los sectores combinados (22%).
  • El turismo crea empleos en áreas rurales y remotas, no solo directamente sino también indirectamente a través de la preservación y restauración de actividades tradicionales. A menudo es uno de los pocos sectores económicos viable en estas áreas.
  • La mención explícita del turismo en el Objetivo 8, meta 8.9 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), reconoce su potencial transformador en los medios de vida y la prosperidad en las comunidades rurales, tanto a través del acceso al empleo decente como a través de la reactivación de las industrias locales tradicionales.
  • Al proporcionar oportunidades para las mujeres, los jóvenes y las comunidades rurales en una variedad de roles, el turismo contribuye a varias áreas objetivo de los ODS que rodean el empoderamiento de los grupos vulnerables y sociedades más igualitarias e inclusivas.
  • El turismo es una fuente principal de empleo debido a su naturaleza intensiva en mano de obra y al significativo efecto multiplicador que tiene en el empleo en sectores relacionados. En total, el turismo es responsable de uno de cada diez puestos de trabajo en todo el mundo.
  • La OIT calcula que el sector de “alojamiento y restaurantes” junto con el de “servicios del sector privado” creará empleo a un ritmo más rápido que todos los sectores de la economía en los próximos cinco años.
  • El turismo ha demostrado ser una actividad económica resiliente. En cada uno de los siete años posteriores a la crisis económica mundial de 2010, la cantidad de llegadas de turistas internacionales aumentó en un 4% o más.

Una boliviana y sus tres hijos maltratados por un pakistaní logran llegar a Bolivia

Noticia Anterior

PNUD: Bolivia debe decidir los límites del modelo en relación al medio ambiente

Siguiente Noticia

Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *