0

Texto Carlos Tellería, foto El Deber (Bolivia)

Miércoles 20 de noviembre de 2019.- Deybi Posto Cusi, Edwin Jamachi Paniagua y un tercer fallecido aún no identificado perdieron ayer la vida cuando un grupo de afines al MAS intentó ingresar ayer a la planta de hidrocarburos y engarrafadora de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), ubicada en Senkata de la ciudad de El Alto, mediante el uso de dinamita en una de las paredes del lugar. Y por lo menos 30 personas resultaron heridas. Por la noche se habló de un número mayor de muertos y heridos, pero esto no fue confirmado por fuentes oficiales.

Ocurrió después de que se realizó un operativo policial-militar que le abrió paso a una caravana de cisternas con carburantes y camiones con garrafas de gas licuado hacia la ciudad de La Paz.

Este atentado contra YPFB que podría haber ocasionado una gran tragedia si la gente accedía a lugar e intentaba quemarlo, fue calificado por el ministro de Defensa, Fernando López, como hechos de carácter terrorista.

El Gobierno rechazó cualquier insinuación de que efectivos militares hubieran utilizado sus armas en esas acciones de abastecimiento de combustibles para La Paz. "Del Ejército no salió un solo proyectil", afirmó el Ministro de Defensa. Más bien, acusó a gente violenta, que, a su juicio, no representa a los habitantes de El Alto ni de Bolivia, de haber protagonizado actos de terrorismo.

Piden repliegue militar

La defensora del Pueblo, Nadia Cruz, exigió a la Fiscalía iniciar las investigaciones de manera inmediata para esclarecer los hechos y castigar a los autores de las muertes. Le pidió al Gobierno de Jeanine Áñez desmovilizar a las Fuerzas Armadas, a fin de evitar más enfrentamientos son saldos trágicos y así buscar un diálogo pacificador.

La presidenta de la Asamblea Legislativa, Eva Copa, también sugirió el repliegue militar para evitar más derramamiento de sangre. Un pedido similar hizo la Central Obrera Boliviana.

Recurso contra decreto

La Defensoría interpuso un recurso de inconstitucionalidad contra el decreto 4078, que salva de responsabilidad penal a los militares por sus acciones en operativos para restablecer el orden público. Argumenta que las tareas de seguridad corresponden a la Policía. Sin embargo, esta fue la que solicitó la intervención de los militares porque se sentía rebasada por los conflictos.

En respuesta, el ministro Fernando López reiteró que de las Fuerzas Armadas no salió un solo cartucho. Aseguró que hubo hechos de vandalismo como la destrucción con explosivos del muro de la planta, la quema de vehículos y un intento por atentar contra una institución pública estratégica.

El ministro Fernando López, ayer en el Palacio de Gobierno (foto: ABI).

Advirtió que esas acciones violentas tienen el carácter de terrorismo. Este delito está tipificado en el Código Penal:

"Artículo 133.- (Terrorismo). El que formare parte, actuare al servicio o colabore de cualquier forma, con una organización armada destinada a cometer delitos contra la seguridad común, delitos contra la vida o delitos contra la integridad corporal, con la finalidad de subvertir el orden constitucional, deponer al gobierno elegido constitucionalmente, mantener en estado de alarma o pánico colectivo a la población o a un sector de ella, será sancionado con presidio de 15 a 20 años, sin perjuicio de la pena que le corresponda si se cometieran tales delitos".

El ministro dijo que a esas personas que cometen atentados no les interesa la vida de los bolivianos. Hizo notar y lo repitió: es gente pagada y alcoholizada que se moviliza con el objetivo de causar terror y pánico. Aseguró que los efectivos militares mantienen la premisa del diálogo.

Los hechos

Un numeroso grupo de seguidores del expresidente Evo Morales había bloqueado el paso a las instalaciones de YPFB para dejar desabastecidas a las ciudades de La Paz y El Alto. Con estas acciones pedían el retorno de Morales y la renuncia de Áñez.

Cerca de las 10.30 de ayer, cisternas pasaron el cerco con apoyo de policías y militares, y según reportes periodísticos, fueron utilizados agentes químicos para despejar la ruta. Más tarde, los bloqueadores se acercaron a los muros de la planta y empezaron a derribarlos con explosivos, se presume el uso de dinamita.

También incendiaron vehículos, sin tomar en cuenta que se pudo haber producido una tragedia mayor debido a la cercanía de esas instalaciones que tiene gran cantidad de combustible.

La respuesta de las fuerzas militares no se dejó esperar. Hubo enfrentamientos entre uniformados y las personas que estaban cerca de la planta de Yacimientos.

En las redes sociales circulaba un video en que se observa que un grupo de personas, a quienes se identifica como vecinos de Senkata, detenía a individuos en posesión de implementos policiales como chalecos antibalas y granadas en mochilas.

Queman parte de una casa

En horas de la tarde, cerca de medio centenar de personas supuestamente afines al MAS atacó la casa de los padres de la alcaldesa alteña Soledad Chapetón, en la zona Nuevos Horizontes. Hubo destrozos en la planta baja del inmueble, vidrios rotos. Vecinos del lugar apagaron el fuego que se había iniciado.

Hacia el diálogo

Cuando todavía se conocía de la muerte de una persona, la bancada legislativa del MAS reunida en La Paz informaba que se había suspendido la sesión de la Asamblea Legislativa convocada para las 18.30 de este martes. La legisladora Eva Copa decía que esa es una muestra de que su partido tiene la voluntad política de alcanzar acuerdos para encarar nuevas elecciones.

En horas de la mañana, representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunieron con la presidenta Jeanine Áñez en el Palacio de Gobierno.

Rodolfo Piza, jefe de la delegación de la OEA, ayer en Palacio de Gobierno (foto: ABI)

Al finalizar el encuentro, el jefe de la delegación de la OEA, Rodolfo Piza, dijo que hasta el jueves se darán a conocer las recomendaciones para que Bolivia pueda salir de la crisis que arrastra después de las elecciones del 20 de octubre que, según el grupo de auditores de ese organismo, tuvo irregularidades que invalidan los resultados que dan como ganador a Evo Morales.

Comisiones en Cochabamba

Delegados de organizaciones sociales, iglesias e instituciones representativas de Cochabamba se reunieron en el Arzobispado y se organizaron para buscar vías de concertación y pacificación del departamento.

Fueron creadas tres comisiones de trabajo. La primera, dirigida por la Alcaldía cochabambina, será la encargada de negociar con sectores en conflicto en el municipio; la segunda, liderada por la Gobernación, buscará diálogo con los productores de coca, campesinos y otros; y la tercera tendrá a su cargo la comunicación y transmisión de mensajes de pacificación.

Restos de fulminante

Desde Sucre, la Fiscalía General informó que el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), verificó que el ciudadano argentino Facundo M.A., vinculado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), tenía en ambas manos residuos de fulminante de proyectil, lo que significa que sí disparó armas de fuego en Montero y Yapacaní.

Con relación a las otras cuatro personas aprehendidas de iniciales A.F.U., D.P.L., I.C.V. y E.N.P., que guardan detención preventiva porlos hecos en Montero, el IDIF practicó las mismas pruebas científicas y halló también restos de proyectil de arma de fuego.

Más de 70 periodistas agredidos en un mes por opositores y afines a Evo

Noticia Anterior

El MAS plantea para el 12 de enero los comicios y si no hay acuerdo, Áñez podrá elegir vocales por decreto

Siguiente Noticia

Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *