0

Guardiana, Cochabamba (Bolivia)

Una niña fue violada y prostituida desde sus 11 años por su vecino,  el exsargento de Policía M.A.Q.C., quien la habría utilizado también para vender pastillas abortivas. Ahora ella tiene 13, está embarazada y el caso apunta a que por lo menos seis uniformados estarían involucrados en los abusos de los que fue víctima. Dos expolicías ya están detenidos, otros dos fueron identificados por la niña y las autoridades están en busca del resto.

Ya se conoce que el exuniformado y sus camaradas iban a almorzar al negocio de venta de comida de la madre de la niña, quien ayudaba a atender a los clientes comensales.

El abogado Riedson Flores Orellana, de la Oficina de Apoyo para la Familia, cuenta en una entrevista con la Red ATB, que la niña fue captada por M.A.Q.C., quien la llevó a su domicilio e intentó convertirla en su pareja sentimental. También le ofreció ver películas.

Al día siguiente, cuando el exsargento estaba de servicio llamó a sus camaradas, consumieron bebidas alcohólicas y también embriagaron a la niña que estaba con ellos. El hombre tuvo relaciones sexuales con la menor y la ofrecía a sus camaradas supuestamente para los mismos fines. Este tipo de relaciones son tipificadas como violación por el Código Penal.

"Había datos de que este primer policía (M.A.Q.C. )ofrecía  a esta niña, desde que tenia 11 años, a diferentes camaradas, uno de estos es precisamente el expolicía que fue encontrado en Potosí, ha sido trasladado a Cochabamba", dijo a la misma red televisiva Andrea García, quien también es representante de la Oficina de Apoyo para la Familia.

"Ese segundo implicado es el excabo R.C.A., quien supuestamente embarazó a la niña, pero la víctima fue obligada a abortar cuando tenía 12 años.

Hoy, la víctima ya tiene 13 años y se encuentra embarazada de nuevo, esta vez del exsargento M.A.Q.C. Ya lleva algo más de tres meses de gestación Según la Red Uno, la niña se niega a interrumpir el embarazo "porque —según sus abogados— quedó traumada porque otro policía la hizo abortar de forma ilegal".

El excabo R.C.A. (foto Red Uno)

Los Tiempos explicó que el 2018 “la abuela de la víctima de 13 años denunció que su nieta fue violada por un funcionario policial con grado de cabo, uniformado que se dio a la fuga tras enterarse de la orden de aprehensión en su contra”. Este policía es el excabo R.C.A que fue capturado en Potosí el pasado martes en un operativo conjunto del Centro Especial de Investigación Policial (CEIP) y  los investigadores de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc). Hoy se encuentra en la cárcel San Sebastián Varones con detención preventiva; pero los otros policías implicados aún no han sido encontrados.

El primero de julio se dio a conocer el caso gracias a que la madre de la niña descubrió lo ocurrido y acudió a la Oficina de Apoyo para la Familia. La policía realizó un operativo y logró capturar a M.A.Q.C en la plaza 10 de Febrero de Villa Pagador en posesión de pastillas abortivas y 8.060 bolivianos en efectivo. ATB difundió un audio en el que el agresor queda en encontrarse con la niña y el acusado instiga a abortar a la menor.

Miguel: Si no abortas vamos a tener problemas los dos, no solo tú, ¿ya?

Niña: Pero yo ¿por qué?

Miguel: Porque vos no vas a tener muchos problemas, yo soy el que va a tener problemas ¿No ve?

Niña: Pero...


Miguel: Para qué vamos a hablar mi amor. Hoy día vamos a hablar. Vamos a poner las cosas bien claras, si te voy a seguir dando o no...ja ja ja.

A la una te llamo, chau, chau.

Niña: Ya, ya.

Exsargento Miguel Ángel Q.C (Foto Bolivisión).

El 11 de julio, el exsargento ya se encontraba oficialmente dado de baja definitivamente y cumplía una semana en detención preventiva en el penal de El Abra. La Red Uno informó que los exámenes médicos demuestran que la niña se acerca al cuarto mes de embarazo y que se niega a interrumpirlo “porque —según sus abogados— quedó traumada porque otro policía la hizo abortar de forma ilegal”.

La Red ATB sostiene que M.A.Q.C. ya tenía antecedentes desde el 2016 cuando fue “sorprendido introduciendo bebidas alcohólicas a El Abra” y en 2018 cuando también apeló su baja como efectivo policial al ser “aprehendido en un volteo de droga”; sin embargo, él siguió trabajando con normalidad hasta julio de este año.

Los dos expolicías están detenidos y la abogada Janet Vargas Montaño, quien también trabaja en el caso, confirmó que la víctima ya identificó a otros dos  policías, por lo que las autoridades siguen en busca del resto de los responsables.

«El Gobierno no cumple la ley y no tiene voluntad política real para disminuir la violencia hacia las mujeres»

Noticia Anterior

El Salvador: el aborto puede ser castigado con una pena de hasta 50 años de presidio

Siguiente Noticia

Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *