0

Guardiana (Bolivia) e ilustración de Diego Pasjalidis

Viernes 11 de diciembre de 2020.- Tres de cada diez personas consideradas relevantes en las empresas son mujeres y siete, hombres. Esto ocurre en ciudades grandes como La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz que concentran el 70 por ciento del empleo del país; pero también en ciudades intermedias e incluso pequeñas.

“La proporción es similar en los distintos tamaños de empresas, reflejando un sesgo hacia los hombres para los cargos relevantes; sin importar el tamaño del lugar en el que trabajan”. Así lo indica el “Análisis del mercado laboral: demanda de empleo, habilidades y necesidades de formación en Bolivia” del Banco Interamericano de Desarrollo en Bolivia y la Cooperación para el Desarrollo de la Embajada de Suiza en Bolivia (Cosude), y la colaboración de la Universidad Privada Boliviana, con base en encuestas a 1.831 empresas (460 grandes y medianas y 1.371 pequeñas).

“El documento –se puede leer en el mismo- presenta un análisis de las características de la demanda laboral y necesidades de formación de la fuerza laboral en áreas metropolitanas de La Paz-El Alto, Cochabamba y Santa Cruz, ciudades grandes, en Bolivia. Esta información es contrastada con una muestra en ciudades intermedias y pequeñas del país. La información de demanda laboral para ciudades grandes proviene de una encuesta realizada a empresas en 2015 y 2016; y la información de demanda laboral en ciudades intermedias y pequeñas de una encuesta realizada entre 2016 y 2017. Este documento presenta los principales resultados del relevamiento de información sobre las características productivas de las ciudades, características de las empresas y la fuerza laboral: búsqueda y selección de personal, rotación, motivos de despidos, capacitación, demanda y valoración de habilidades, entre otros. Finalmente, se presentan implicaciones de política para el mercado laboral en Bolivia".

Guardiana habló con una de las personas que coordinó el proyecto por parte de Cosude, Amparo Ergueta, oficial Nacional de Programa de la Embajada de Suiza en Bolivia. Ella explicó que el BID, Cosude y la Universidad Privada Boliviana, esta última en calidad de ejecutora, llevaron a cabo varios estudios en los últimos años para poder ofrecerle al país una base para desarrollar proyectos.

Amparo Ergueta, oficial Nacional de Programa de la Embajada de Suiza en Bolivia.

Si bien los avances fueron de conocimiento en su momento de las diferentes administraciones de Bolivia, aún falta presentar el documento final al Gobierno de Luis Arce Catacora y, para tal efecto, se están preparando cartas para solicitar audiencia.

Además de Amparo Ergueta trabajaron con ella los investigadores Manuel Urquidi y Carlos Foronda.

Como parte del desarrollo del proyecto, se levantó una base de datos de las empresas. Para las grandes había dónde buscar, sobre todo directorios, pero para las pequeñas fue diferente.

"Al no contar con información consolidada referente a pequeñas y microempresas -indica el estudio- la metodología para la construcción del marco de muestreo se ha desarrollado de la siguiente forma: Primero se llevó a cabo la identificación y delimitación de áreas con mayor densidad de pequeñas y microempresas. Esta delimitación se desarrolló tomando como principal insumo los resultados de estudios anteriores en los que se geo-referenciaron la ubicación de empresas encuestadas. Una vez concluida la fase de delimitación e identificación, se seleccionaron aleatoriamente áreas en cada una de las zonas metropolitanas. Esta selección se hizo tomando como parámetro el número de empresas que se deben encuestar por zona y estableciendo una cantidad de 20 empresas a ser encuestadas dentro de cada área. Se seleccionaron en total 86 áreas distribuidas de la siguiente forma: La Paz 37, Cochabamba 18, Santa Cruz 31".

Esto significa que básicamente se tomó en cuenta únicamente empresas legalmente constituidas para los estudios realizados.

Igual en todo lado

A quienes investigaron les interesaba saber cuáles son las características de los cinco trabajadores más relevantes de cada empresa y para eso preguntaron a las personas encargadas de Recursos Humanos en las ciudades grandes por los “trabajadores que ocupan un cargo de personal calificado en las empresas (se excluyen a eventuales y obreros)”. Y describieron las características de los relevantes en los siguientes cargos: gerentes/directores, administrativos/profesionales, consultores y técnicos. Y, entonces, saltó el porcentaje de 30 por ciento mujeres y 70 por ciento hombres.

Y llama la atención que a pesar de que los "datos obtenidos (en el estudio) revelan un mercado laboral heterogéneo, disperso, con diferencias entre las diferentes ciudades, tanto en la estructura de las empresas, los mercados de insumos, como la venta de bienes y servicios", a la hora de ver cuántas mujeres y cuántos hombres están en puestos considerados relevantes, los resultados son más homogéneos.

Brecha salarial

Guardiana publicó el 2 de diciembre con base en información del Instituto Nacional de Estadísticas de Bolivia que hombres que ocupan los más altos cargos en la empresa privada en Bolivia reciben un salario promedio de 4.662 bolivianos más que las mujeres en el mismo cargo gerencial.

La diferencia que suma 4.662 bolivianos es equivalente a dos salarios mínimos nacionales y 418 bolivianos. ¿Cuánto es el salario de ellos? 17.662 bolivianos. ¿Y el de ellas? 13.000 bolivianos. ¿Y el salario mínimo? 2.122 bolivianos.

La diferencia es más notoria cuando se hacen los cálculos sobre la base de la remuneración mensual. Los varones se llevan 21.803 bolivianos; ellas, 16.259. Estos son datos revelados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en el documento Salarios y remuneraciones del sector privado, junio de 2020. El siguiente reporte será publicado este mes.

En la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible que los líderes del mundo se trazaron en 2015 para salvar al planeta y lograr mayor equidad existe el Objetivo (ODS) 8 sobre crecimiento inclusivo y empleo. Este indica en el punto 8.5: “Para 2030, lograr el empleo pleno y productivo y garantizar un trabajo decente para todos los hombres y mujeres, incluidos los jóvenes y las personas con discapacidad y la igualdad de remuneración por trabajo de igual valor”.

70% de relevantes entre los 26 y 45 años

También saltaron otras cifras en relación a La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y El Alto como que la mayor proporción de trabajadores (39%) se encuentra entre 26 y 35 años; seguidos de los que tienen entre 36 y 45 años (30%). Ambos grupos representan aproximadamente el 70% de los trabajadores relevantes.

En promedio los gerentes son mayores (44 años) a los administradores y consultores (36 y 37 años en promedio), siendo los más jóvenes los técnicos de 32 años.

81% de relevantes con título

De forma general, el 81% de los puestos relevantes son ocupados por trabajadores que salieron de las universidades (52%), por titulados de institutos técnicos (29%) y, en menor medida, por trabajadores con título de postgrado o con nivel de educación secundaria o inferior.

¿Y las empresas se preocupan por capacitar a su personal? Ocho de cada diez empresas dice que sí lo hacen en las ciudades grandes; pero no ocurre lo mismo en las ciudades intermedias y pequeñas, donde seis de cada diez no suele hacerlo por falta sobre todo de dinero para pagar las capacitaciones.

Salario: un gerente gana 4.662 bolivianos más que una gerenta en Bolivia

Noticia Anterior

El mosquito del dengue avanza y cambia sus costumbres en las urbes bolivianas

Siguiente Noticia

Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *