0

Por Valeria Vega, Bolivia

Jonathan Croze y Valeria Román
(foto: discotecasypubs.blogspot).

Hace seis años que Valeria Román y Jonathan Croze decidieron dejar atrás la presión laboral de los grandes hoteles franceses para llevar el sueño de Lutetia Delicatessens a Cochabamba (Bolivia).

“Yo he creído en esto y en esto he apostado mi alma”, dice Valeria, quien trabaja con un equipo de ocho personas para que cada detalle en cada postre sea perfecto.

Sauco de Coranipampa, chocolate Baure producido en la amazonía, y almendras bolivianas de exportación son algunos de los “productos fantásticos” que, como menciona Valeria, hacen lucir el menú y “no tienen nada que envidiar” a productos europeos.

Lutetia viene del nombre antiguo de París en latín, Lutetia Parisiorum, utilizado en la época del imperio romano.

Cada postre lleva el nombre de alguna mujer que ama o admira la chef. Guardiana visitó el lugar y encontramos postres y tartas como Edith, Simone, Louise y Martine. Vamos a conocerlas…

Con música de Charles Aznavour de fondo mientras observamos las fotos favoritas de Valeria y su familia, es difícil no sentirse cómoda. “Yo recibo a la gente en mi casa”, dice la chef y es cierto. Lleva seis años en el mercado cochabambino y hay menús especiales como en la semana del 14 de julio (toma de la Bastilla en Francia), el Día de la Madre o Navidad que los clientes esperan para sorprenderse.

Lutetia Delicatessens está valorizada en casi medio millón de dólares invertidos en la compra de la casa, las remodelaciones, equipamiento de la cocina acondicionada, decoración, vajilla y mobiliario. Valeria y Jonathan tienen planes a futuro para una segunda sucursal en Santa Cruz de la Sierra, el próximo año.

En la Colonia existían indios e indias muy ricos como Mondragón en Potosí

Noticia Anterior

40 sitios turísticos en la ciudad de Cochabamba

Siguiente Noticia

Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *