0

Por Gary Daher para Guardiana (Bolivia)

La colección de poesía Lima Lee ha cerrado el ciclo de 64 volúmenes de libros de poesía, cada uno escrito por un poeta diferente, con la presentación del libro Hoja de Vida, constituido por una antología de la obra del poeta Gabriel Chávez Casazola. El lanzamiento ha sido realizado a través de una entrevista al autor dirigida por el poeta peruano Harold Alva. 

Consultado sobre la antología, Chávez Casazola discurrió que “las selecciones son por épocas, y en esta selección creo que solamente hay un par de inéditos”. Al respecto, el poeta confiesa que serían el poema “Se busca”, donde se habla de un libro extraviado de Ezra Pound, y otro que se llama “Examen de Conciencia”, que habla de la muerte, “los que representan mejor mi espíritu en este momento”.

Durante la entrevista, Gabriel Chávez Casazola dijo que la poesía rescata algo del río del olvido, del río de la muerte, pues la poesía está conectada con la memoria, la memoria de una cultura, de una generación. “Así mi poesía quiere representar también la memoria de mi generación, de una tribu”, declaró; aunque luego matizó introduciendo el concepto de que cada uno de nosotros es una lengua única, y que cuando uno muere, con él también muere una lengua.

Más adelante, el público virtual le escuchó decir: “Creo que el ser humano es fronterizo y que el poeta escribe en esa frontera”. Para concluir que “el libro también es una sombra entre el que escribe y el que lo lee, entonces uno ha estado aquí entre la vida que vive y la que vivirá un otro”; sin embargo, concluyó, para un poeta “la existencia está justificada si alguien es tocado por un poema que se lee”.

Gabriel Chávez (foto de archivo de Página Siete).

“El libro también es una sombra entre el que escribe y el que lo lee, entonces uno ha estado aquí entre la vida que vive y la que vivirá un otro”.

Gabriel Chávez

Finalmente, a manera de aclarar su leit motiv poético, confesó: “Mi trabajo es sobre la memoria y la identidad”.

Acaso la presentación de este libro, más allá del título, vaya a foliar, siguiendo el pensamiento del autor, las hojas de vida del árbol de la tribu, con poemas que no solo procuren “la memoria y la identidad”, sino que, a través de esa búsqueda, descubran para nosotros esencialidades universales y muchas veces perdidas, puestas a nuestro cuidado por uno de los poetas más conocidos internacionalmente de lo que se levanta poco a poco como la poesía boliviana del Siglo XXI, y cuya calidad poética es trascendente, como lo es y ha sido la poesía boliviana, que ya lleva lo suyo en una trayectoria que está siendo cada vez más reconocida por el mundo poético de nuestra lengua.

Los profesores que quiero para mis hijos

Noticia Anterior

Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *